FABRICANTES DE ETIQUETAS – El fabricante de etiquetas, Biolid, acaba de presentar un ambicioso proyecto de crecimiento para relanzar la marca, reforzando su equipo humano y con un plan de inversión de 5 millones en maquinaria.

A través de dicha estrategia, la compañía va a apostar por los sectores de la automoción, en el cual se encuentran entre los 20 mejores proveedores del ranking europeo; así como el siderúrgico, donde pretender impulsar las ventas de las etiquetas en bobina resistentes a más de 1000ºC, las etiquetas irrompibles y las etiquetas con adhesivos especiales para ambientes extremadamente hostiles.

Por otro lado, la empresa vasca ha incorporado a Daniel Santisteban como director comercial, con una trayectoria en el sector de la etiqueta de más de 25 años y con experiencia en compañías como Sun Chemical, y a Eva Gil, como directora financiera, con más de 15 años en responsabilidades similares en multinacionales líderes en su sector.

La compañía dirigida por Guillermo Buces, también acaba de adquirir una máquina offset rotativa, una máquina de flexografía de 8 colores, impresión digital HP Índigo y una máquina de acabados especiales de serigrafía y estampación en caliente, todo ello dentro de un plan de inversiones para ampliar su parque de maquinaria dotado con 5 millones de euros para los próximos cinco años.

La compañía también ha realizado un cambio de imagen corporativa con el fin de modernizarla y transmitir los valores del nuevo proyecto.

Biolid nace por la fusión de las empresas de Labin y Anmavi, ubicadas en Vizcaya y Valladolid, respectivamente. Es una compañía con tradición familiar en el mundo de las artes gráficas, que cuenta con una destacable presencia a nivel internacional en los mercados de Alemania, Francia, Hungría, Marruecos, México, Portugal, Serbia y Turquía.