PROVEEDORES – El fabricante de maquinaria para el etiquetado, Bobst, ha organizado un evento con más de 120 participantes de diferentes segmentos de la industria del recubrimiento de todo el mundo para presentarles la nueva línea de excelencia en esta materia. 

De este modo, Bobst abre la primera instalación del sector que permite a fabricantes de etiquetas y propietarios de marcas realizar ensayos de producción y comparaciones de diversas tecnologías de recubrimiento, certificando los resultados en el emplazamiento y calculando los costes relacionados con cada ensayo a partir de datos de producción reales. 

Las instalaciones donde está ubicada la línea son una ampliación del Centro de Competencia de Bobst Italia. Cuentan con un laboratorio completamente equipado, que también alberga maquinaria de impresión en huecograbado y contraencoladoras. 

La línea tiene 40 metros de longitud y dispone de más de 30 métodos de aplicación diferentes, así como un concepto de secado modular con cuatro sistemas de tecnología de secado y procesamiento de banda diferentes.

Entre la diversas demos que se hicieron, destacamos la realizada con la tecnología de etiquetas clear-on-clear, en la cual se mostró el recubrimiento del liner de un sustrato PET siliconado de 23 μm con un adhesivo sensible a la presión permanente a base de agua y utilizando un carro con rasquetas presurizadas. La velocidad de recubrimiento fue de 300 m/min y el secado se realizó mediante tecnología de flotación. El carro es un singular desarrollo que ofrece un rango de peso del recubrimiento más amplio y minimiza el enorme estrés que puede afectar al rendimiento en este tipo de aplicaciones. El sustrato Bopp de 20 μm se había preimpreso a la inversa con tintas NC-PU a una velocidad de 500 m/min en una impresora de huecograbado Master RS 6003 de Bobst.

Además del rendimiento y las prestaciones de la línea, el evento destacó las ventajas que puede ofrecer Bobst gracias a las diversas sinergias de tecnologías y procesos de sus diferentes líneas de productos.