TENDENCIAS – Según han informado a EtiquetaNews, Cortijo el Puerto es otra de las compañías que se unido a la causa de la inclusión social de las personas con discapacidad visual, ampliando el etiquetado en braille en sus botellas de aceite de 100 ml, 250 ml, 500 ml y en los estuches de las colecciones: Nano, Micro y Mini Granja.

Pero la compañía olivarera sevillana es también noticia porque se ha convertido en la primera de toda la industria alimentaria en implementar el nuevo sistema de localización de códigos QR, de la mano de a Comisión Braille Española (CBE), de la ONCE.

Los códigos QR, que pueden almacenar hasta 7000 caracteres de información numérica o 4300 de datos alfanuméricos, para su localización en cualquier superficie por medio del tacto, necesitan incluir una marca táctil que permita identificar el lugar exacto en el que se encuentra, proceso que ha implementado Cortijo el Puerto en su botella de 500 ml.

El aceite de oliva virgen extra ecológico que elabora Cortijo el Puerto surge de un proyecto que aúna la innovación y el respeto por el medio ambiente, materializándose en la producción de alimentos ecológicos de alto valor nutritivo.