MERCADO – Se continúan detectando problemas en el etiquetado del aceite de oliva en algunas Comunidades productoras. En la de Murcia, según el director general de Comercio, Consumo y Simplificación Administrativa, Francisco Abril, se inspeccionaron casi 370.000 productos en 2017, determinando que el 55 por ciento de los fabricantes de aceite de oliva no cumplían con la normativa vigente en etiquetado.

Las deficiencias encontradas en el etiquetado son la falta de información según marca la normativa, así como que algunos aceites figuraban como aceite virgen extra cuando eran aceite virgen. En algunos casos, también se detectó que los aceites contenían mezcla de otros tipos.

La situación en ningún momento ha puesto en riesgo a los consumidores, pero sí se trata de un engaño a los mismos. De tal modo que se procedió a informar a las correspondientes empresas para que corrigiesen las etiquetas y se iniciaron los oportunos expedientes sancionadores.

En ese mismo año, la Inspección de Consumo de la Comunidad realizó un total de 29 campañas en las que examinaron productos de todo tipo. En el caso de las bicicletas, llama la atención que se pudo comprobar que solo el 25 por ciento de los productos analizados cumplía con la normativa, dado que  carecían de la etiqueta obligatoria en la que se especifican los datos técnicos de las mismas. No obstante, cabe remarcar que en un 80 por ciento de los productos analizados se determinó que sí cumplían con la normativa correspondiente.