PROVEEDORES –  El fabricante de tecnología de producción e impresión digital de vanguardia, Durst, está produciendo mascarillas higiénicas en su centro de demostraciones de Brixen (Tirol del Sur, Italia). Las mascarillas se producen, en esta primera fase, para empleados del Grupo Durst y de su empresa asociada, Alupress. Más adelante, Durst pondrá a disposición de terceras empresas su capacidad de producción. Del mismo modo, compartirá su know-how en la producción de mascarillas con aquellos proveedores de servicios de impresión que estén interesados, a través de sus sucursales.   

“A comienzos de abril, nuestras soluciones de impresión, dirigidas a la industria del packaging y las etiquetas, fueron clasificadas como “sistemas relevantes”, por lo que pudimos reanudar parte de la producción”, comenta Christoph Gamper, CEO y co-propietario del Grupo Durst. Ahora, usaremos nuestros sistemas de estampación digital textil, ubicados en nuestro centro de demostraciones de Brixen, para la producción de mascarillas. En línea con nuestra estrategia, la producción será totalmente digital y automatizada: a través de una web shop, que cuenta con un editor especialmente programado, las mascarillas pueden ser personalizadas con imágenes, textos, gráficas… y nuestro software de flujo de trabajo enviará los diseños directamente a la unidad de producción, una vez que el material haya sido estampado será procesado por un sistema de corte. El anuncio de nuestra iniciativa en redes sociales ha generado una gran respuesta y proveedores de servicios de impresión de todo el mundo ya están adaptando nuestro concepto y sus tecnologías Durst para contribuir a la producción de mascarillas”.

Las mascarillas producidas por Durst están compuestas por una estructura de tres capas. Los materiales fabricados a base de lana de poliéster son confortables y lavables. Además, cuentan con una membrana de filtrado altamente eficiente, que registra una alta transpirabilidad, y que puede ser desinfectada con alcohol para su reutilización.

Durst ha querido subrayar que estas mascarillas no pueden ser consideras como equipo de protección o dispositivo médico (según el reglamento europeo 2016/425 y la Directiva 93/42 /CEE, respectivamente).

La empresa tirolesa cuenta con una extensa experiencia en la creación de sistemas de filtrado, ya que estos cumplen una función preventiva y de limpieza en los equipos de impresión al contener las micro-partículas que se generan en el sistema de suministro de tintas. La membrana de filtrado, elegida por Durst Development para la producción de estas mascarillas, se sometió  a una prueba de efectividad en los laboratorios de Durst, que será verificada por un instituto independiente.

“VergissMeinNicht”, una cooperativa social de Bruneck,  que busca la integración social de jóvenes transfronterizos y personas con discapacidad, se ha asociado con Durst para procesar y confeccionar las mascarillas, que podrán ser adquiridas por los clientes finales del Tirol del Sur, a través de la empresa Kunstdünger, en packs de hasta 300 unidades.