DISEÑO DE ETIQUETAS – Cuando un bodeguero encarga a un diseñador gráfico que haga una etiqueta de un vino, se enfrenta a un trabajo en el que lo importante es que el producto proyecte lo que se quiera que proyecte. Pero cuando ese encargo consiste en hacer que ese vino se perciba como algo excelente, el proyecto se convierte en un reto en sí, porque esa calidad significa que el diseño debe de ser sublime al someterlo a un golpe de vista del comprador más exigente.

Algo así es lo que ha logrado la agencia de diseño estratégico valenciana, Brandsummit, con el encargo que recibió de su cliente, Vinos de Terruños, para el vino tinto de Rioja, Zaumau.

La etiqueta reposa sobre un fondo negro en el que resalta el escudo de la familia Pastor Gilabert, propietaria de la bodega, impreso con stamping oro sobre papel black pepper de Manter, que a su vez acompaña el nombre de la marca en letras con serifa.

Se trata de un diseño señorial en el que la etiqueta logra que el producto goce de la credibilidad necesaria para posicionarlo en el segmento de calidad perseguido.

Vinos Terruños nació en 2003 y también distribuye en varias ciudades de Estados Unidos.