FERIAS – La industria de la etiqueta tiene un comportamiento muy estable en lo que a participación y visita a ferias se refiere. En nuestro entorno internacional inmediato, LabelExpo Europe ha sabido concentrar la oferta principal del continente con un evento bianual. En ella se presentan las novedades que marcan tendencia en un mercado que no ha dejado de crecer en los últimos años y, por lo que se refiere a las empresas que en ella exponen, los principales proveedores del sector, canalizan buena parte de sus presupuestos de Marketing del ejercicio. Pero hay otras ferias que la acompañan y que también han sido necesarias para la industria de la etiqueta.

No obstante, la llegada del Covid-19 someterá a los recintos feriales a un acondicionamiento de espacios, regulación de flujos de visitantes y de aforos, controles de salud, higiene, distanciamiento físico, desinfección y limpieza de zonas comunes y stands, información y apoyo sanitario, sistemas específicos de acreditación y organización de los servicios de restauración… Una adaptación que marcará la supervivencia o no de los propios recintos feriales, algunos eventos… y que tendrá que convivir con el ya implantado uso de videoconferencias u otras herramientas de la comunicación digital que permiten informar y gestionar la comercialización de productos de manera eficiente. 

Tampoco podemos olvidarnos que las nuevas Smart Factories estarán dotadas de la tecnología suficiente para hacer presentaciones de producto online que harán que cada vez sea más difícil que los clientes se desplacen a ferias o, simplemente, a participar en un Open House o eventos similares, abriéndose la puerta a demos personalizadas con un foco pleno en lo que a cada cliente le interesa.

Lo cierto es que cada instrumento comercial tiene sus pros y contras, y es posible que las ferias convivan en los próximos años con otros que se irán incorporando de realidad virtual… No obstante, lo que sí parece seguro es que todos estos cambios alrededor de las ferias, la tecnología y la salud tendrán que deparar un mayor valor añadido para que su retorno siga siendo interesante. Hasta ahora, han sido muy útiles para esta industria de la etiqueta y otros muchos sectores, pero vamos a ver cómo afrontan los retos que tenemos por delante. El voto de confianza de partida, lo tienen. Ahora tocará descubrir en qué medida.