En EtiquetaNews entrevistamos en exclusiva a José Luis Gutiérrez, director general de Heidelberg España, quien nos explica cómo el liderazgo tecnológico y la satisfacción del cliente son los motores de la estrategia de la compañía, y cómo las ventas en nuestro país representan ya alrededor de un 3,5% del negocio de Gallus en el mundo; así como otros aspectos clave para este gran fabricante de maquinaria para el etiquetado.

¿Cuál es la trayectoria de Heidelberg España y cuáles han sido sus logros principales?

Desde que en 2015 Heidelberg comprase la empresa que representaba nuestros productos en España, hemos multiplicado por tres nuestras ventas y nuestro objetivo es seguir creciendo. Actualmente, estamos invirtiendo fuertemente en mejorar nuestra atención al cliente y trabajamos para implementar el lema de nuestro grupo: “Heidelberg goes digital”.

La marca Gallus está focalizada en la industria de la etiqueta, ¿cuándo y por qué empezó el interés de Heidelberg por este mercado?

El grupo Heidelberg Druckmaschinen AG ha sido socio de Gallus Holding desde 1999 y dispone del 100% de la compañía desde el 10 de junio de 2014.

Heidelberg entiende el mercado gráfico como un mercado global, en el que no existe estanqueidad entre los diferentes sectores. Por otro lado, siempre ha existido una política de partnerships y, en el sector de las etiquetas, sin duda, Gallus era el socio ideal. Gallus es líder en su mercado y actualmente es uno de los principales actores a nivel mundial en el desarrollo, la producción y la venta de equipos de impresión, alimentados con bobinas de banda estrecha y diseñados para el mercado de etiquetas.

¿La integración de la marca Gallus dentro de la organización mundial de Heidelberg podría significar su desaparición en el medio plazo?

No, Gallus tiene un peso específico en la empresa y una gran importancia estratégica en la compañía que no hace pensar que la marca como tal vaya a desaparecer. Heidelberg mantiene una política de marcas inclusiva y eso se demuestra con Stahl, con Polar o con Saphira, que engloba la mayoría de los consumibles de nuestro portfolio.

Por lo que se refiere al mercado español, el pasado mes de enero trasladaron las gestión de la marca Gallus, en manos de Lapeyra y Taltavull, a Heidelberg España, ¿qué han ganado con este proceso los clientes de Gallus?

El traspaso de Gallus a Heidelberg Spain en territorio español forma parte de un plan de integración global de Heidelberg respecto a Gallus. A nivel tecnológico, ya vemos como algunos equipos están compartiendo técnologia. La Labelfire y la Primefire utilizan en este momento el mismo sistema híbrido de inkjet y, de la misma manera, en otros ámbitos de la empresa, el mercado también se podrá beneficiar de una relación más estrecha entre Gallus y Heidelberg. En el momento de la integración, muchos de los clientes de Gallus ya eran cuentas de Heidelberg Spain. Para este grupo de empresas hemos simplificado su día a día, ya que centralizamos recursos y unificamos criterios. Contestando más concretamente a su pregunta, la integración significa inversión en personas y medios, para que el mercado español de etiquetas crezca en volumen, calidad y competitividad.

¿Qué representa en facturación y número de máquinas la marca Gallus dentro de las ventas totales de Heidelberg en el mundo y Europa?

A nivel global, Gallus representa aproximadamente un 6% de las ventas totales de Heidelberg, a nivel nacional la cifra es similar. En referencia a los equipos instalados, tenemos constancia que nuestro parque de Gallus actualmente ronda la 150. Por otro lado, es difícil saber el número de equipos Gallus que están instalados y trabajando en el mundo. Debemos pensar que la compañía fabricó su primera máquina en el 1925 y en los 60 empezó a internacionalizarse. Actualmente, su capacidad anual de fabricación es de unos 120 equipos.

¿Qué importancia tiene España en la estrategia del negocio de la marca a nivel mundial y cuántas máquinas Gallus existen en el mercado nacional?

España representa hoy alrededor de un 3,5% del negocio de Gallus en el mundo. Nuestro objetivo es duplicar a corto plazo estas cifras, situándonos cerca de otros mercados como Francia e Italia.

<< España representa hoy alrededor de un 3.5% del negocio de Gallus en el mundo. Nuestro objetivo es duplicar a corto plazo estas cifras, situándonos cerca de otros mercados como Francia e Italia >>

Actualmente, disponen en su portafolio de 4 modelos de máquinas convencionales para el etiquetado y 2 digitales, ¿cómo cree que evolucionará en nuestro país, teniendo en cuenta que en Estados Unidos se estima que en 2020 tres de cada cuatro prensas que se vendan serán digitales?

La dinámica en etiquetas es paralela a la del mercado Comercial o del Packaging: tiradas cortas, tiempos de entrega rápidos y cada vez más el “dato variable”. Este trinomio está posicionando los equipos digitales como inversiones muy bien valoradas. Hasta ahora, el offset se erigía como bastión infranqueable en relación a velocidad y calidad. Pero, actualmente, equipos como la Labelfire están generando a sus propietarios resultados envidiables, tanto a nivel de calidad como en el ámbito de la velocidad de producción. La etiqueta requiere soluciones cada vez más flexibles y niveles de producción que permitan cambios ágiles y con un máximo nivel de personalización. ¿La tendencia? Lo que es un hecho es que la impresión digital ha llegado para quedarse. Pero mi opinión es que convencional y digital tienen que convivir y asegurar la mejor solución para que los fabricantes de etiquetas ganen dinero.

¿Cuál es el factor diferencial de sus productos?

Actualmente, la dinámica general del mercado nos obliga muchas veces a defender cada operación en todos sus aspectos. Pero, tal como comentaba hace unas semanas el Prof. Dr. Ulrich Hermann, Miembro del Comité de decisión de Heidelberg, el secreto del éxito de Heidelberg/Gallus es su liderazgo tecnológico.

<< El secreto del éxito de Heidelberg/Gallus es su liderazgo tecnológico >>

En las pasadas Jornadas Digitales que organizaron remarcaron mucho la importancia que le dan a la venta de consumibles y los servicios de formación, consultoría… ¿hacia dónde evolucionará el modelo de servicio 360º que pretenden instaurar?

No solamente en nuestro caso, en general el mercado pide nuevas soluciones tecnológicas y, paralelamente, demanda nuevos modelos de negocio. Heidelberg tiene la voluntad de convertirse en un socio confiable; el papel de suministrador global es secundario, aunque importante dentro de la nueva estructura y las nuevas estrategias. Consumibles diseñados y testeados con equipos Heidelberg, un sistema de logística eficiente, flujos de trabajo como elemento homogeneizador, formación adaptada, … Cada eslabón de la cadena ha sido cuidado y diseñado con los mismos criterios y el mismo lenguaje. Últimamente ya empezamos a normalizar el término “Subscription” dentro de nuestro vocabulario. El modelo de subscripción ya es una realidad y define muy bien nuestro actual carácter. Pagar por uso, trabajar como socios, no solo como cliente-proveedor, ajustar servicios y productos a las necesidades, prever antes de que suceda, etc.

El precio de las máquinas digitales se estima que seguirá bajando, ¿es posible dar un buen servicio si continúa esta tendencia?

Las tecnologías se estandarizan, los procesos productivos se normalizan y, al final el producto baja de precio. Esta progresión es general, ha pasado siempre y seguirá pasando en el futuro. Hace 25 años un móvil tenía el mismo precio que hoy un coche de gama baja. ¿Ha bajado el servicio de los proveedores de telefonía? Muy al contrario, hoy hablamos de 5G a precios de saldo. Estoy seguro de que con las tecnologías de impresión digital pasará los mismo, los precios se ajustarán a la baja con niveles de producción superiores y niveles de calidad inimaginables.

<< Estoy seguro de que con las tecnologías de impresión digital pasará los mismo, los precios se ajustarán a la baja con niveles de producción superiores y niveles de calidad inimaginables >>

¿Tienen prevista alguna novedad para la próxima edición de LabelExpo Europe?

Gallus lanzó al mercado en junio la nueva versión de cinco colores (CMYK y blanco digital) de la Labelfire. Esta versión de la Labelfire es una opción más económica que la anterior de ocho colores y, como la anterior, es un proyecto conjunto de Gallus y Heidelberg. El innovador sistema de inyección de tinta trabaja con el cabezal de 1200 ppp de Fujifilm y, por tanto, la nueva cinco colores responderá con los mismos niveles de calidad que lo está haciendo la de ocho.

El sistema está equipado con front-end digital y el flujo de trabajo Prinect de Heidelberg. La gran ventaja de la nueva propuesta es que, en función de las necesidades futuras de los clientes, los cinco colores podrán convertirse en ocho colores y agregar procesos adicionales de acabado, como flexografía o una unidad de lámina fría.

¿Qué evolución esperan respecto del coste de los consumibles?

El consumible es un mercado con mucho recorrido, actualmente los diferentes fabricantes están haciendo importantes esfuerzos de inversión en I+D. Ente otras, la creciente conciencia Eco, el factor personalización del producto y las nuevas tecnologías de curado en las tintas, nos está obligando a convertir el consumible en una punta de lanza. El precio siempre es importante, pero la eficiencia y la calidad deben ser factores claves a la hora de valorar el producto. Las tintas UV son más caras que las tradicionales, pero existe un ahorro energético, ajuste de tiempos de producción y bajos niveles de emisión de CO2.

¿A qué retos se enfrenta Heidelberg España en los próximos años?

El mercado es exigente, los cambios son cada vez más rápidos y no hay tiempo para reflexiones interminables. Debemos ser, sobre todo, capaces de predecir lo que necesitan nuestros clientes. Como dice nuestro eslogan “escuchar, imaginar y entregar”. Los retos de Heidelberg Spain van hoy de la mano de las directrices que marca Heidelberg Druckmachinen y hoy, como en un futuro, para Heidelberg es básico acompañar a nuestros clientes, no como un simple proveedor, sino como un socio de confianza.

¿Cómo quisiera ser recordado profesionalmente?

Fácil: como un profesional que ha sabido marcar el rumbo de las empresas que ha dirigido.