En EtiquetaNews entrevistamos en exclusiva a Rafael Carbonell, Director General de Durst Ibérica, quien nos explica la importancia que tiene para la compañía la División de Etiquetas y el mercado español, tras un recorrido de once años en el que han hecho grandes mejoras a sus productos y se han convertido en un referente en la fabricación de máquinas de impresión digital ink-jet.

¿Cómo surgió la idea de que el Grupo Durst abriese una filial en la Península Ibérica?

Hace ya trece años, pero aún lo recuerdo bien. El motivo fundamental fue el desarrollo de soluciones de impresión de Durst para nuevos mercados, como el gráfico, textil, packaging (etiquetas y cartón ondulado) e industriales (cerámica, textil, madera y vidrio), y la exigencia de tener una filial propia para poder decidir localmente los recursos destinados a desarrollarlos.

¿Qué dimensión tiene la división de etiquetas de Durst a nivel mundial (facturación, nº empleados…) dentro de las diversas unidades de negocio que tiene la compañía? 

Desde este pasado año 2019, la división de etiquetas pasó a ocupar el segundo puesto por nivel de importancia en Durst. La facturación se situó, en 2019, alrededor de los 100 millones de euros y el número de empleados dedicados expresamente al desarrollo de esta división, tanto en las fábricas como en filiales y partners, está en el entorno de las trescientas personas.

<<Desde este pasado año 2019, la división de etiquetas pasó a ocupar el segundo puesto por nivel de importancia en Durst>>

¿Qué importancia tienen Europa y España/Portugal en el negocio de la etiqueta de Durst?

Europa tiene un peso en su conjunto superior al 50% del negocio global de etiquetas en Durst, de los cuales España y Portugal suponen aproximadamente el 5% del volumen del negocio europeo.

¿En qué punto cree que está la consolidación de la marca en nuestro país?

No ha sido un camino fácil. La producción digital de etiquetas, cuando llegó Durst en el año 2009, tenía una concentración de aproximadamente un 80% en un único proveedor. Cambiar esta situación de partida ha requerido de muchos esfuerzos, tanto de desarrollo de producto para alcanzar la calidad offset que hoy en día ofrecen nuestros equipos de impresión ink-jet Tau RSC, como de actividad comercial para ganar la confianza del mercado; así como consolidar un equipo técnico al nivel de las expectativas del mercado.

Hoy considero, con toda la prudencia, que Durst está posicionada como la empresa de referencia a nivel mundial en la fabricación de máquinas de impresión digital ink-jet para el mercado de la etiqueta.

<<Hoy considero, con toda la prudencia, que Durst está posicionada como la empresa de referencia a nivel mundial en la fabricación de máquinas de impresión digital ink-jet para el mercado de la etiqueta>>

¿Cuáles son  los puntos fuertes del portafolio de Durst en soluciones para el etiquetado? 

Sin duda, la productividad, calidad y coste en la producción de etiquetas. Nuestras soluciones de impresión digital ink-jet Durst Tau RSC han permitido cambiar el concepto de la impresión digital de etiquetas como solución para tirada corta. Ahora, la impresión digital se entiende también como complemento o, incluso, alternativa de la impresión flexográfica para tirada media.

¿Cree que la tecnología inkjet será la vencedora entre las diversas tecnologías digitales de impresión de etiquetas existentes en el mercado?

Sin ninguna duda, de hecho, las últimas estadísticas que ya se manejan a través de Finat y Aifec, así lo demuestran.

Los precios de la maquinaria digital para el etiquetado siguen cayendo por la entrada de fabricantes asiáticos, ¿dónde cree que estará el límite de esta tendencia y cuál es su estrategia al respecto?

Este fenómeno ya lo hemos vivido en Durst en otros mercados, que comenzaron antes su proceso de digitalización (por ser mercados o bien de menor volumen o bien mercados en los que el digital, desde su inicio, superaba en todos los aspectos a la impresión convencional), y hemos visto como la entrada masiva de fabricantes a un nuevo sector en crecimiento se iba diluyendo y terminaba concentrándose en aquellos que pueden mantener el constante desarrollo que exige la tecnología digital, así como la cultura de servicio, tan alejada de la mentalidad asiática.

Nuestra estrategia es a largo plazo y, por lo tanto, muy lejos de la estrategia de fabricantes asiáticos. Buscamos el mantener un constante desarrollo, que nos permita garantizar una estabilidad en los precios de los equipos de impresión digital, eso sí, aumentando permanentemente la productividad de los mismos y disminuyendo sus costes de impresión y propiedad (inversión y mantenimiento), como hemos venido demostrando desde nuestra entrada al mercado en el año 2009.

<<Nuestra estrategia es a largo plazo y, por lo tanto, muy lejos de la estrategia de fabricantes asiáticos. Buscamos el mantener un constante desarrollo, que nos permita garantizar una estabilidad en los precios de los equipos de impresión digital, eso sí, aumentando permanentemente la productividad de los mismos y disminuyendo sus costes de impresión y propiedad (inversión y mantenimiento), como hemos venido demostrando desde nuestra entrada al mercado en el año 2009>> 

¿Tienen previsto lanzar máquinas para producir etiquetas con sistemas tecnológicos diferentes al actual? 

Seguro que como parte de nuestra estrategia de desarrollo constante de la tecnología de impresión digital ink-jet, comentada anteriormente, vendrán en el futuro nuevas tecnologías de la mano de Durst.

¿Qué importancia tiene la venta de tintas para Durst?

Lógicamente la tinta es el negocio “recurrente” de nuestra actividad industrial. No obstante, Durst es una empresa especializada en el desarrollo de máquinas industriales de impresión digital y ese es nuestro core business, no la venta de tinta.

¿Qué evolución esperan respecto del coste de los consumibles y los incrementos en los precios derivados de la subida del coste del etanol combustible?

Existen materias primas que han incrementado nuestros costes de producción de tintas durante este último año. Sin embargo, es también cierto que los volúmenes de venta de tintas van creciendo de forma importante, compensando estas economías de escala el aumento de costes mencionados.

Considero que los costes y precios de venta de las actuales tintas digitales de curado UV tendrán pocos cambios en el futuro y, sin embargo, movimientos puntuales como la actual subida del etanol, junto con las caídas de volúmenes provocadas por la redirección de la producción a la tecnología digital, harán -como puntualmente está ocurriendo ahora- que los costes de impresión flexográfica suban y por lo tanto las tiradas medias en ink-jet aumenten.

Cristoph Gamper, CEO del Grupo Durst, anunció recientemente que en las próximas décadas pasarían de ser un especialista en impresión digital inkjet sobre diversas superficies a convertirse en un proveedor de soluciones completas, ¿en qué punto están de esa estrategia?

Vamos avanzando sin descanso. Y en concreto en la división de etiquetas vamos por delante de algunas otras divisiones para alcanzar el objetivo marcado por el CEO de nuestro Grupo.

La división de etiquetas fue la primera división en desarrollar nuestro propio flujo de trabajo. Posteriormente hemos complementado el flujo con integraciones con los ERPs de cliente, desarrollo de soluciones software para la creación de tiendas online, etc. El objetivo de convertirnos en un proveedor de soluciones completas para el mercado de la etiqueta está más cerca.

Durst y  Omet han colaborado en el desarrollo de soluciones de impresión híbrida, ¿puede ser este el paso previo a una fusión de ambas compañías?

En absoluto. Durst y Omet tienen algunas semejanzas en cuanto a la estructura de capital de las compañías (empresas 100% familiares), pero en ningún momento ha existido ningún otro objetivo más allá del propio entendimiento comercial como consecuencia de la similitud en la filosofía de ambas empresas.

De hecho, Durst mantiene acuerdos comerciales con otros fabricantes de equipos de acabado de etiquetas, así como numerosas instalaciones de ámbito global.

Algunos de sus competidores proponen un sistema de alquiler o suscripción por el uso de las máquinas, ¿cree que esta será la herramienta comercial del futuro?

No creo que esa sea la mejor solución para una industria. Creo que puede ser una solución para un pequeño fabricante de etiquetas con limitaciones en su capacidad de endeudamiento, pero es claro que cualquiera de estas fórmulas, analizadas en profundidad, arroja como resultado final un mayor coste que la tradicional inversión en herramientas de producción.

¿Cómo cree que puede afectar el Covid-19 en la venta de maquinaria de los próximos meses?

Indudablemente, afectará a todos los sectores y también al de la etiqueta. No obstante y como estamos ya viendo en las estadísticas publicadas por la activa y eficaz asociación ibérica, Aifec, la caída de producción en el sector de la etiqueta ha sido muy baja desde la llegada del Covid-19 a la Península Ibérica y soy de la opinión que como máximo en el último trimestre de 2020 la inversión en maquinaria en el sector de etiquetas estará en sus volúmenes habituales.

¿Cómo quisiera ser recordado profesionalmente?

Me encuentro aún joven para esa pregunta…, pero siendo consciente de que el ritmo de vida actual nos lleva al riesgo de poder cambiar nuestra situación de salud en cualquier momento, y dando respuesta a su pregunta, me gustaría que me recordasen por lo que soy, un profesional serio, comprometido y responsable.