ENTREVISTA – En EtiquetaNews entrevistamos en exclusiva a Sergi Estrada, CEO de Tecnocut, una compañía fundada en 1993 que durante los últimos años ha lanzado su propia marca de soluciones tecnológicas en etiquetado y que acaban de hacer un cambio de sede social a unas modernas instalaciones en las inmediaciones de Barcelona, mediante las cuales tienen previsto abordar sus próximos retos estratégicos.

Tecnocut nace en 1993, posicionándose como el principal proveedor de utillajes y servicios para la industria de la etiqueta en España, ¿qué motivó su fundación?

Para responder a esta pregunta, debemos remontarnos a finales de los 80, inicios de los 90. Fue en ese periodo cuando la industria de la etiqueta en España dio el paso de las máquinas planas a los sistemas rotativos y también el inicio del cambio de la tipografía al flexo.

Hasta ese momento, la mayoría de los potenciales proveedores para la industria eran compañías ubicadas en el norte de Europa, los canales de comunicación, distribución, así como el know-how del sector estaba a años luz de la situación actual. Dicho escenario demandaba una compañía especializada a nivel técnico, con los medios y conocimientos necesarios para acompañar y facilitar el día a día del fabricante de etiquetas.

Desde 2008 vienen representando a importantes empresas de la industria internacional, como Kocher+Beck, Pamarco, Axyl y J.M. Heaford, ¿qué les hizo en 2010 crear un departamento de ingeniería y lanzar su propia marca?

Desde 1993 hasta 2008, Tecnocut fue incorporando representadas y -por tanto- productos y servicios acorde a las necesidades siempre cambiantes del sector, pero llegó el momento de dar un paso más y crear nuestra propia marca para productos y servicios de calidad muy especializados, que respondiesen a las demandas específicas de cada fabricante.

El departamento de ingeniería aporta soluciones a medida que ayudan a nuestros clientes a ser más competitivos y especializados, si cabe. También, gracias a la ingeniería, estamos abriéndonos camino en otros sectores fuera del etiquetado, aplicando los mismos criterios de calidad y especialización.

¿Podría ser que el desarrollo de la marca propia les hiciese abandonar la representación comercial de otros productos que comercializan dentro de unos años?

No. Nuestro modelo de negocio necesitará complementar los productos propios con los fabricados por terceros, de la mano de fabricantes mundiales de la máxima calidad.

Recientemente han cambiado la imagen corporativa de la empresa, su web y ahora se han cambiado a unas modernas instalaciones con más de 2000 m2 en Cornellà de Llobregat, ¿a qué se deben todos estos cambios?

Estos cambios son necesarios para lograr el objetivo de eficacia y calidad al que aspiramos. Web e imagen corporativa son elementos que comunican directamente con el cliente actual y potencial y, difícilmente transmitiremos valores positivos de nuestros productos y servicios, si no lo hacemos desde la propia compañía.

Por otro lado, el cambio a las nuevas instalaciones reafirma la vocación de crecimiento y expansión de la empresa, permite afrontar nuevos retos con los mejores medios, y nos brinda la posibilidad de interactuar en el mercado con mayores garantías.

Acaban de incorporar a su portafolio las máquinas digitales de la marca, New Solution, y hace unos meses las máquinas flexo y offset de Weigang, ¿qué les ha llevado a integrar este tipo de maquinaria en este momento?

Si bien la representación de maquinaria ni es ni ha sido nunca el core business de la empresa, estimamos que nuestra presencia en el mercado nacional y nuestra experiencia técnica, nos permite incorporar una nueva línea de negocio que está íntimamente relacionada con el resto de nuestra actividad.

Además, New Solution es una marca que dispone de máquinas para fabricar etiquetas excelentes para tiradas cortas, que complementa con lo que estimamos  necesitan los fabricantes de etiquetas españoles.

El desmallador, Desmasystem, y el sistema de troquelado, Diffsystem, están teniendo unos excelente resultados en ventas, ¿en qué nuevos productos están trabajando en el departamento de ingeniería?

Afortunadamente podemos afirmar que tanto Diffsystem como Desmasystem son productos que han sido muy bien recibidos por la industria y en los que su demanda crece, tanto en el mercado nacional como internacional.

Actualmente estamos desarrollando nuevos productos de los que no voy a adelantar ninguna información por razones de confidencialidad, puesto que los estamos testando industrialmente en clientes y porque, por tanto, no son una realidad. No obstante, esperamos estar en condiciones de lanzarlos  durante el presente ejercicio.

Están en el inicio de una transición generacional, ¿veremos de su mano una filial de Tecnocut en otros países del mundo?

Como ha dicho, estamos en el inicio.  Se trata de una nueva generación que viene con mayor preparación y formación. Hemos apostado por sabia nueva con mentalidad abierta, con el fin de afrontar cuantos retos se presenten. Tampoco descarto una presencia local en otros mercados fuera de Europa.

Llevan 25 años siendo partícipes del crecimiento de la industria de la etiqueta en España, ¿hasta cuándo puede seguir creciendo este segmento dentro de la industria gráfica a este ritmo?

Mi opinión es que el sector de las etiquetas seguirá creciendo a un fuerte ritmo, si bien tendrá que hacerlo con una potente componente de especialización. Posiblemente en un futuro a medio plazo veremos cómo los grandes y medios consumidores de etiquetas podrán autoabastecerse ellos mismos, produciéndose sus propias etiquetas con sencillas soluciones digitales, mientras que el actual fabricante de etiquetas tendrá que abarcar la especialización que vendrá por la evolución tecnológica de etiquetas inteligentes, RFDI, etiquetas con materiales y/o tratamientos especiales, etiquetas reactivas, etc.

¿Cómo le gustaría finalizar su trayectoria profesional, cuando llegue el momento?

Con la satisfacción de haber creado una empresa sólida y profesional que sea la base para nuevas oportunidades empresariales de la próxima generación.