ENTREVISTA – En EtiquetaNews entrevistamos en exclusiva a Xavier Masdevall, country manager y sales director de UPM Raflatac en España, quien nos explica cuáles son los planes de expansión de la compañía, la importancia del mercado nacional y las tendencias en materia prima en la industria de la etiqueta.

¿Cómo empezó la historia de UPM Raflatac en España?

Tras varios años en los que UPM Raflatac fue adquiriendo presencia en los fabricantes de etiquetas, es en 1989 cuando establece una oficina comercial en las instalaciones de UPM Kymmene en Madrid.

En 1991 se abrió un centro de distribución y corte en Terrassa (Barcelona), que se trasladó a Polinyà (Barcelona) tras la adquisición de CyG en 1999. Es desde aquí desde donde damos soporte y servicio al mercado ibérico, principalmente.

¿Qué importancia tiene el mercado español en la estrategia de la compañía y cómo están organizados en nuestro país?

El mercado español está dentro del “top 10” europeo de mayor consumo de material adhesivo per cápita y, actualmente, es uno de los más dinámicos y con mayores índices de crecimiento, superiores a la media europea. Es por esta razón que nuestra presencia en España y Portugal es clave para potenciar y facilitar el consumo de nuestros productos y servicios.

Nuestra organización comercial y técnica da cobertura a toda la península desde el centro logístico y de corte de Polinyà, asegurando los plazos de entrega que nos exige el mercado. 

UPM Raflatac cuenta en el mundo con más de 3.000 empleados y una facturación superior a 1.400 millones de euros. En el mes octubre pasado abrieron una terminal de corte en Santiago de Chile, ¿los planes de expansión internacional apuntan a Sudamérica?

Actualmente UPM Raflatac tiene una presencia operativa en más de 40 países. Es cierto que nuestro origen es Europa, pero ya contamos con una presencia destacada en todos los continentes, por lo que nuestros productos se pueden encontrar prácticamente en todo el mundo.

Continuamente evaluamos oportunidades para expandir nuestra presencia en todos aquellos mercados que están en expansión y nos demandan nuestros productos, como ha ocurrido recientemente con la apertura de la terminal de corte en Chile. El mercado sudamericano y asiático son mercados emergentes en los que fijamos nuestros horizontes. 

<< El mercado sudamericano y asiático son mercados emergentes en los que fijamos nuestros horizontes >>.

¿Qué estimaciones de consumo de materia prima tienen para el mercado nacional en los próximos años? ¿Qué tipo de soluciones en etiquetado busca el cliente actual?

El mercado está en continua evolución. La versatilidad, flexibilidad, resistencia y moderado coste de implantación, facilitan que la etiqueta adhesiva sea la solución más utilizada. Si a ello le sumamos la constante aparición de nuevas aplicaciones, normativas de etiquetado y que la etiqueta se integra cada vez más como elemento de valor de la imagen de un producto, nos encontramos con unas expectativas importantes de crecimiento.

Los últimos estudios que ha publicado Finat prevén crecimientos constantes alrededor del 5%, y el mercado nacional, al tener un consumo per cápita por debajo de otros países, ofrece un potencial de crecimiento superior a estos porcentajes.

Las soluciones que busca el cliente actual varían según el tipo de público objetivo al que dirigen su producto. El consumidor final exige, cada vez más, el uso de productos que sean respetuosos con el medio ambiente, seguros, que informen correctamente y transmitan una imagen atractiva.

A todo ello, las marcas exigen que las etiquetas se integren más en sus procesos productivos y que trasmitan todo aquello que el consumidor final les exige.

Nuestras aportaciones en este campo son muy numerosas, destacando entre otros la gama industrial RafNext+, que ofrece beneficios productivos e impactos positivos en el medio ambiente; la gama Ice y Ice Premium como solución a mantener la imagen del producto hasta su consumo final…

Los fabricantes de etiquetas en España logran el 80% de la facturación con un 20% de las posibles soluciones en etiquetado existentes, ¿por qué no se innova más en este sentido?

Si comparamos los productos que se utilizaban para fabricar etiquetas hace 15 años con los actuales, observaremos que la evolución, tanto de los materiales como la amplitud de gama que se ofrecen, ha dado un enorme vuelco.

Actualmente se consumen mayor variedad de productos que hace 15 años. A pesar de ello, hay todavía una “resistencia” de muchas marcas a utilizar nuevas soluciones.

¿Hasta qué punto los nuevos diseñadores gráficos conocen bien las materias primas existentes para el etiquetado de productos?

El papel de los diseñadores gráficos es muy importante, ya no sólo para saber qué material es el más adecuado con el fin de que el impresor pueda reproducir sus creaciones, sino también para asegurar que la imagen que han diseñado se mantenga hasta que el producto se haya consumido.

En UPM Raflatac nos encontramos con un mayor interés de los diseñadores en conocer las prestaciones de los productos.

<< En UPM Raflatac nos encontramos con un mayor interés de los diseñadores en conocer las prestaciones de los productos >>.

UPM Raflatac será patrocinador de la primera edición del Concurso Nacional EtiquetaNews de Diseño de Etiquetas de Vinos que pretende fomentar una nueva generación de diseñadores especializados en etiquetas, ¿cómo valora la iniciativa?

Valoramos muy positivamente la iniciativa que ha tenido EtiquetaNews, ya que la vemos como un claro impulso a que los futuros diseñadores gráficos vean a la etiqueta adhesiva como un elemento diferenciador. Todo ello en un sector como el del vino, que busca transmitir efectos visuales, táctiles y sensoriales.

Pensamos que esta iniciativa facilitará que en un futuro próximo se utilicen productos que actualmente son de uso minoritario o que incluso ni se contemplan.

Para UPM Raflatac es un honor poder participar en esta edición.

Los materiales de etiquetado para vinos que fabrican, Ice y Ice Premium, evitan la aparición de burbujas y arrugas, y mantienen la opacidad del papel incluso tras una larga exposición en las cubiteras, ¿la calidad de las etiquetas en el sector del vino está a la altura del prestigio del vino español?

La imagen de marca de un vino o licor debe mantenerse hasta que el producto se haya consumido, no sólo una vez se haya etiquetado en la bodega.

Cada vez más la exportación del producto es una pieza clave en la estrategia de las bodegas. Esto implica que las etiquetas deben soportar largos viajes, con cambios constantes de temperatura y humedad. Si el papel utilizado para etiquetar no es el adecuado, en muchas ocasiones, la etiqueta se degrada en este viaje y la imagen del producto en destino no es la deseada.

Esta situación, junto a la exigencia de mantener la imagen en el punto de consumo, exige que la etiqueta deba resistir a la condensación de las neveras y el frío de las cubiteras.

Las bodegas confían y exigen cada vez más el uso de nuestra gama Ice y Ice Premium para garantizar su imagen.

UPM Raflatac ha contribuido mucho a la mejora del etiquetado de seguridad, antifalsificación y manipulación, pero sigue habiendo mucho fraude en este sentido, ¿por qué no se apuesta más por este tipo de soluciones?

Cada vez hay una mayor preocupación para evitar la falsificación o manipulación. En un sector tan sensible como el farmacéutico, en el año 2011 entró en vigor en Europa la Directiva 2011/62/EU para evitar la falsificación/manipulación de los medicamentos. Esta directiva obliga a instalar elementos en el packaging que identifiquen la autenticidad del producto a través de una codificación, como también detectar cualquier posible manipulación del envase que lo preserva. UPM Raflatac ha sido el pionero en ofrecer soluciones que garantizan que cualquier manipulación pueda ser detectada de forma inmediata con su adhesivo RP62EU, combinada con diferentes materiales.

En Italia se han asociado con el productor vinícola italiano Cielo e Terra y con el mayor proveedor de corcho natural del mundo, Amorim Cork, para promover la sostenibilidad en el sector vinícola en el evento “Freschello for Forests”, ¿qué están haciendo en España en esta materia?

UPM Raflatac siempre se ha preocupado de garantizar que sus productos entren en ciclos de economía circular, es decir, asegurar que una vez se hayan utilizado dejen de ser un residuo y vuelvan de una forma eficiente al ciclo productivo.

Esta común filosofía es la que ha facilitado que “Cielo e Terra” y Amorin Cork hayan querido participar en el programa Rafcycle que UPM y bUPM Raflatac llevan desarrollando durante años. Hay varios proyectos similares que se están evaluando actualmente en España.

Otros programas de éxito se han desarrollado en España y Portugal con el uso de nuestro soporte ProLiner® Plus.

¿Es posible ver en el futuro inmediato mayores concentraciones de fabricantes de etiquetas para lograr mejores descuentos o estamos frente a un sector conceptualmente individualista? ¿Cómo se imagina el mercado de la etiqueta en España dentro de 10 años?

Los mercados van adquiriendo madurez y este proceso lleva implícito que las empresas tiendan a concentrarse para ser más efectivas, eficientes y puedan acometer las inversiones que el mercado les exige.

Viendo la enorme evolución que ha experimentado el mercado en los últimos 10-15 años no soy capaz de imaginar cómo será el mercado en una década, pero pienso que será muy diferente a la realidad actual, deseando que sea mejor y sostenible.