ENTREVISTA – Esta es la primera entrevista que concede a un medio español, Yuichi Ikeda, director general de Miyakoshi Europe. En la misma, desde EtiquetaNews queríamos saber qué le ha hecho a este fabricante japonés apostar por España, en un momento en el que la tecnología digital parece imparable en toda Europa y el mundo.

Miyakoshi Printing Machinery se fundó en 1946 y, en 2015, nació Miyakoshi Europe como consecuencia de la apuesta que el fabricante japonés de maquinaria hizo por el mercado europeo de las etiquetas de alta calidad. 

¿Por qué apostaron por el mercado europeo, teniendo en cuenta la competencia existente? 

Miyakoshi había tenido muy buenas experiencias en algunos mercados europeos como Portugal e Italia, pero no habíamos conseguido la expansión que necesitábamos. 

En Europa, el sector de las etiquetas es uno de los que mejor está funcionando dentro de la industria de la comunicación gráfica. Además, sus previsiones para los próximos años auguran un futuro muy positivo, especialmente para las tecnologías offset y digital. 

Fruto de estas circunstancias, determinamos que había tres factores que nos permitirían una sólida entrada en el mercado europeo de las etiquetas: una buena red de ventas, una buena organización de servicio y un centro de demostraciones. De hecho, previamente pudimos comprobar que muchos impresores de etiquetas europeos valoraban muy positivamente nuestra tecnología y equipos, pero que al no disponer de una estructura comercial y técnica, complicaba su apuesta por la marca. 

Ahora disponemos en Europa de una sólida red de servicio y ventas que ofrece soporte a todos los distribuidores a nivel europeo, manteniendo un contacto constante con la fábrica en Japón. 

La tecnología japonesa está bien vista en muchos mercados, pero ¿cree que es competitiva en el de la fabricación de etiquetas?

Rotunda y claramente, sí. Como bien dice, la tecnología japonesa tiene una sólida y merecida reputación a nivel mundial en diferentes sectores y mercados, tanto industriales como de gran consumo, y en todos ellos asociada a la innovación, eficiencia y alto rendimiento. Esos mismos valores y conceptos residen en el ADN de Miyakoshi como fabricante de maquinaria offset para los mercados de la etiqueta, el embalaje flexible, los formularios… Y es el propio mercado el que está confirmando nuestra competividad. Actualmente, Miyakoshi tiene más una treintena máquinas semi-rotativas offset UV vendidas en Europa, de las cuales más de la mitad se han gestionado a raíz de la creación de Miyakoshi Europe hace sólo dos años. 

Nuestra tecnología semi-rotativa offset UV está diseñada especialmente para tiradas medias y cortas de etiquetas de alta calidad y ese tipo de producto encaja muy bien en los mercados del vino, aceite, bebidas… que se dan especialmente en el continente europeo. 

Con las máquinas que llevan vendidas en Europa, ¿se han cubierto las expectativas iniciales?

Estamos muy satisfechos con los resultados comerciales obtenidos. Obviamente y, más aún en un entorno tan competitivo como el que vivimos, siempre quieres y esperas más, pero somos conscientes de que la introducción de una nueva marca en un mercado competitivo como el europeo, requiere su tiempo. Además, si importante es el número de instalaciones ya realizadas, más lo es la calidad de las mismas. Reconocidas empresas de impresión de etiquetas a nivel europeo/mundial han apostado por nosotros y eso avala nuestra marca como proveedor de referencia. Por último y no menos importante, hemos conseguido resolver los tres objetivos citados en la primera pregunta, que consideramos claves para la expansión en Europa.

¿Qué hubiesen hecho diferente de poder volver atrás en todo este tiempo? 

Tras la experiencia adquirida estos dos años, si pudiéramos volver atrás, hubiésemos desembarcado antes. Nuestra tecnología offset UV Miyakoshi se adapta perfectamente a los condicionantes y circunstancias del mercado europeo, dónde el volumen de las tiradas se sigue contrayendo en un entorno en el que se persigue dotar de valor añadido a la etiqueta. 

En definitiva, nuestra tecnología permite a los fabricantes de etiquetas autoadhesivas producir y ser rentables en las tiradas cortas, donde competir con la tecnología digital, y con etiquetas de alta calidad con diferentes acabados. 

En España llevan dos Open House celebrados, de los cuatro organizados en Europa, y han logrado el 20% de las ventas del continente, ¿son datos indicativos de la importancia que tiene este mercado para Vds.? 

Decidimos ubicarnos en España para desarrollar nuestra expansión al resto de Europa dado que nuestra gama de maquinaria se adapta perfectamente a la impresión de etiquetas de alta calidad y gran valor añadido para los mercados del vino, aceite, bebidas… que se dan especialmente en el sur de Europa. 

Además, en este país encontramos un distribuidor, OMC, con una amplia experiencia en el mundo de la impresión offset en todas las vertientes, comercial, técnica, servicio posventa y recambios, con una contrastada reputación en el mercado. 

OMC ha realizado un gran esfuerzo en las áreas comercial, de marketing y comunicación para la introducción de nuestra tecnología en el mercado español y, casi dos años después, quedan avalados por la venta e instalación de 5 semi-rotativas Miyakoshi en su territorio. 

Ahora estamos implementado una sistemática muy similar a la realizada en España en otros países europeos como Francia, Italia, Chequia, Bulgaria… y estoy convencido de que vamos a ser capaces de conseguir objetivos muy similares. 

Cuando estén más posicionados en Europa, ¿cuál será el siguiente gran mercado de su estrategia internacional?

A día de hoy, nuestra prioridad es Europa. El mercado europeo se adapta perfectamente a nuestra tecnología offset semi-rotativa y nos queda mucho camino por desarrollar. 

En una primera fase, hemos centrado nuestros esfuerzos en el mercado de impresión de etiquetas, dónde queremos ser proveedor de referencia y líderes de mercado en varios países. El crecimiento e implantación de instalaciones Miyakoshi vendrá marcado por nuestra propia expansión geográfica dentro del continente, como de la eficiencia y desarrollo en cada uno de los países. Nuestros estrategia se centra en la instalación de semi-rotativas Miyakoshi MLP en fabricantes de etiquetas de referencia en cada país, que nos permitan lograr la confianza del mercado. 

Por otro lado y en paralelo al mercado de etiquetas, Miyakoshi entra en el mercado de embalaje flexible con su nueva rotativa Offset, MHL. Como en otros sectores de la impresión, la tirada media y corta sigue en aumento y la exigencia en calidad de impresión del producto también aumenta. Nuestra tecnología offset, con sistema de secado LED-UV, nos permite imprimir soportes finos y flexibles (films sin soporte, etiquetas retractiles, etiquetas IML…) bajo esas exigencias de mercado.

En Estados Unidos se estima que en 2020 tres de cada cuatro prensas que se vendan serán digitales, ¿cómo podrá competir la tecnología de semi-rotativa offset que Vds. fabrican en muchos mercados donde parece que esa será la tendencia?

El auge de las tiradas cortas y los tiempos de entrega más reducidos, así como la personalización de los productos, ha favorecido el crecimiento innegable de la impresión digital y Miyakoshi ha estado atento y activo en dicha realidad tecnológica. De hecho, una parte importante de nuestra producción está enfocada a la fabricación de equipos digitales para terceros. 

No obstante, en el mercado de impresión de etiquetas conviven tres tecnologías: digital, offset y flexografía. Y digo conviven porque muchos de los impresores disponen de las tres en sus talleres. El hueco entre el digital y el flexo es muy grande, y es ahí donde el semi-rotativo offset no tiene aún un competidor digital directo. 

La evolución del offset a nivel mundial también es muy positiva y alentadora, con un incremento estimado del 4-5%. Offset y digital presentan buenas expectativas de crecimiento, no así la flexografía, que perdería un 4%de cuota aproximadamente respecto de las otras. 

¿Qué les diferencia de otros fabricantes con tecnología similar? 

El mercado de impresión a nivel global se está reduciendo y solamente los mercados de etiquetas y packaging presentan unos ratios de crecimiento. Pero incluso dentro de esta tendencia de crecimiento, los pedidos dentro del mundo de la etiqueta son cada vez más pequeños y con unas altas exigencias de calidad. Es en este rango de producto, etiquetas de muy alta calidad en tiradas pequeñas y medias donde Miyakoshi cuenta con la ventaja de su experiencia y su tecnología en el desarrollo de equipos offset. Se podría decir que disponemos del producto adecuado en el momento adecuado. 

Nuestro buque insignia, la semi-rotativa offset UV Miyakoshi MLP, ha sido diseñada específicamente para atender esas particularidades de mercado aunando alta tecnología offset, productividad, rendimiento… en una sólida construcción. Ello le permite una velocidad máxima y constante de impresión de hasta 300i/m, independientemente de la longitud de repetición, con rápidos tiempos de cambio gracias a su completo sistema electrónico automático. 

Destacaría también nuestra flexibilidad productiva, al poder configurar la fabricación de nuestra semi-rotativa offset según requerimientos y necesidades concretas de cada taller de impresión. 

Por último, he podido comprobar la importancia y confianza que da a los impresores europeos disponer de un servicio técnico, postventa y recambios; físicamente ubicado en Europa.

¿Cuál es su objetivo personal al frente de la compañía en Europa? 

Convertir y conseguir que Miyakoshi sea la marca de referencia offset en el mercado de la impresión de etiquetas y el embalaje flexible.