PROVEEDORES – Hay muchos estudios de neuromarketing que indican que los consumidores están más inclinados a comprar si primero han podido tocar el packaging del producto. Con esta premisa, Palmento Costanzo, una bodega ubicada en las laderas del volcán Etna, en Sicilia, ha lanzado un vino con una etiqueta que está hecha con pigmento extraído del polvo volcánico del Etna. 

El objetivo era utilizar un color natural extraído del magma solidificado que evocase la tierra volcánica, que guardan las viñas viejas que abastecen a la referida bodega.

La etiqueta ha sido impresa en papel autoadhesivo de Arconvert Cotone Bianco Ultra WS, que posee una textura natural y un matiz blanco, y que está hecho de fibra de algodón 100%.

El proyecto ha sido realizado tras meses de investigaciones y estudios del laboratorio de innovación de Rotas, junto con la agencia de diseño, Spazio di Paolo.