MERCADO – Según las autoridades de Fraudes y Aduanas de Francia, el 20% de los vinos españoles que se encuentran en los circuitos comerciales de Francia no cumple con las normas sobre etiquetado. Estas irregularidades pueden llevar a los consumidores galos a adquirir vinos españoles pensando que son franceses. Tras los ataques y protestas de los viticultores vecinos a camiones con vino español, la agencia gala de concertación del sector agrario, FranceAgriMer, ha informado que se han reforzado los controles.

En 2016, las autoridades de control del fraude realizaron 210 inspecciones en grandes almacenes, establecimientos de restauración y tiendas. Los casos de no conformidad supusieron el 22 por ciento del total de las visitas, que culminaron en un 8 por ciento de procesos verbales. Durante 2017 se han incrementado las inspecciones hasta 259.

Pese a las medidas, no se descarta que en las próximas semanas se reproduzcan las protestas.