MERCADO – Según el informe que ha hecho público el salón Hispack, con una facturación de más de 20.000 millones de euros en 2016, la industria española del envase y el embalaje, de la que la etiqueta forma parte, ha alcanzado la mejor cifra de negocio de la última década, recuperando el nivel anterior al impacto de la crisis económica. Este volumen de negocio es un 12,44% mayor que en 2013 (datos del anterior estudio), presentando un ritmo de crecimiento anual del 4,15% en el periodo 2013-2016.

Por otro lado, las exportaciones son un importante motor para el crecimiento del sector y resultaron decisivas en los años de la crisis, alcanzando incrementos por encima del 5% en tres ejercicios consecutivos (2013-2015). En 2016, las ventas en el exterior de la industria del packaging subieron cerca de un 2%, por valor de casi 3.000 millones de euros.

En España, la industria del packaging cuenta con más de 2.100 empresas que emplean a 73.535 trabajadores.