MERCADO – Se acerca la campaña de Navidad y los consumidores españoles siguen sin leer las etiquetas y las advertencias de seguridad de los fabricantes de juguetes, según sigue recordando la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes. 

El dato evidencia que el esfuerzo realizado por la UE en esta materia no ha sido del todo efectivo desde la aplicación de la Directiva 88/378/CEE del Consejo de 3 de mayo de 1988. Una normativa mediante la cual los fabricantes e importadores se convertían en responsables directos de la seguridad de sus juguetes, estando obligados a aplicar la marca CE (Conformidad Europea) para avalar el cumplimiento de los estándares de seguridad fijados.

Por su parte, en España, el Real Decreto 2330/1985 de 6 de noviembre, ya regulaba con anterioridad las normas específicas de seguridad de los juguetes, útiles de uso infantil y artículos de broma.

No obstante, también se publicó una Directiva UE de seguridad de juguetes 2009/48/CE, que volvió a aclarar todo respecto del etiquetado y las advertencias generales de los juguetes.

Pese a todo ese esfuerzo legislativo, parece que tocará seguir haciendo campañas de sensibilización en este sentido porque siguen habiendo en el mercado juguetes inseguros, siendo China, en la mayoría de los casos, el país de procedencia de los mismos.

Sin ir más lejos, hace dos semanas, la Guardia Civil de Segovia interceptó 269 juguetes sin poseer la acreditación obligatoria de Conformidad Europea (CE) o con defectos formales en el etiquetado

¿Cuáles son los requisitos que debe de seguir el etiquetado de los juguetes?

  • Nombre y marca del producto.
  • Nombre o razón social del fabricante o importador, y su domicilio.
  • Número de lote, serie o modelo que permita su identificación.
  • Edad recomendada para su utilización.
  • Instrucciones de uso e indicación de la necesidad de conservar los datos del etiquetado.
  • Los juguetes de funcionamiento eléctrico deben especificar la potencia máxima, la tensión de alimentación que necesitan y el consumo energético.

Además, algunos juguetes deben llevar las siguientes advertencias:

  • Los juguetes que tengan un tamaño muy pequeño o que contengan piezas pequeñas deben llevar la leyenda “No indicado para menores de tres años o de 36 meses”.
  • Los juguetes distribuidos o mezclados con alimentos deben llevar la advertencia: “Contiene un juguete. Se recomienda la vigilancia de un adulto”.
  • Los toboganes, columpios, trapecios, etc. deben incluir la advertencia: “Solo para uso doméstico” e informar de la necesidad de realizar revisiones periódicas.
  • Los juguetes químicos, como juegos de química, tienen la obligación de incluir la siguiente advertencia: “No conviene para niños menos de X años. Utilícese bajo vigilancia de un adulto”.
  • Cuando el juguete reproduzca equipos de protección se debe indicar: “Este juguete no ofrece protección”.
  • Los juguetes destinados a colgarse por medio de cordones, encima de una cuna, un parque deben llevar la advertencia: “Para evitar posibles daños por estrangulamiento, este juguete debe retirarse cuando el niño empiece a intentar levantarse valiéndose de manos y rodillas”.
  • Los patines y bicicletas irán acompañados de la inscripción: “Conviene utilizar equipo de protección. No utilizar en lugares con tráfico”.
  • Los juguetes náuticos deben llevar la advertencia: “Utilizar solo en agua donde el niño pueda permanecer de pie y bajo vigilancia de un adulto”.
  • Las cometas y juguetes voladores con cuerda de más de dos metros deben contener la advertencia: “No debe utilizarse cerca de las líneas eléctricas o durante una tormenta”.
  • Los juegos de mesa olfativos llevarán la leyenda: “Contiene fragancias que pueden causar alergias”.