MERCADO – El Ministerio de Consumo impulsará un sistema de etiquetado frontal sobre la calidad nutricional de los alimentos con el fin de fomentar una dieta saludable y cambiar los “malos hábitos” de la sociedad española, que tiene unos índices de obesidad del 14% y de sobrepeso del 26%. Así lo ha asegurado el ministro de Consumo, Alberto Garzón, en su primera comparecencia parlamentaria en el Congreso para explicar las líneas generales de trabajo de su departamento. 

El objetivo del Gobierno es desarrollar un plan integral de alimentación saludable que abordará cuatro asuntos: etiquetado, fiscalidad, publicidad y formación e información para incentivar el consumo de productos saludables.

Respecto del etiquetado, Garzón ha indicado que estudia diversas fórmulas para introducir un sistema de etiquetado frontal con un código sobre la calidad nutricional de los alimentos, de fácil comprensión, y que ayude  a las familias a mejorar su dieta. Dicho sistema ya ha mostrado su eficacia en Chile, Francia o Portugal.