FABRICANTES DE ETIQUETAS – Geoffrey T. Martin, presidente y CEO de CCL, acaba de anunciar la compra de dos fabricas de etiquetas en Polonia y Vietnam.

En Polonia, CCL ha adquirido Unilogo, que estima unas ventas en 2018 de 5,6 millones de dólares. La compañía está muy especializada en la impresión mediante tecnología digital y estima un ebitda de 1,9 millones de dólares en este ejercicio.

La segunda operación la ha realizado con una empresa vietnamita, Hinsitsu Screen, con sede en Hanoi. Este fabricante de etiquetas tiene previstas unas ventas en 2018 de 8,5 millones de dólares. Se trata de una compra en uno de los considerados mercados estratégicos para CCL. Además, Hinsitsu Screen estima un ebitda de 1,5 millones de dólares para este año.

Finalmente, el gigante de la fabricación de etiquetas canadiense ha adquirido también, Olympic Holding, una empresa tecnológica con sede en Venray (Países Bajos), que fabrica cintas de espuma acrílica de alta adherencia, las cuales no utilizan solventes, y de alta aplicación en las industria automotriz, electrónica y de la construcción.

CCL se fundó en 1951, en Toronto, y con estas compras dispone ya de 168 fábricas de etiquetas en seis continentes, con presencia en 40 países, más de 22.000 empleados y una facturación de más de 3.000 millones de dólares.

La compañía está dividida en cuatro grupos: CCL Label, CCL Container, Avery y Checkpoint. De todos ellos, CCL Label representa más del 60% del total del volumen de negocio.