MERCADO – El último informe de Smithers Pira sobre el mercado de la etiqueta estima un crecimiento hasta el 2026.

Este incremento haría superar la barrera de los 48 millones de dólares en cuatro años.

Tras un decrecimiento del 1,1% en volumen y un 0,8% en valor durante 2021, todos los indicadores apuntan a un tasa anual de crecimiento del 4%. No obstante, hay que considerar que un posible empeoramiento del conflicto entre Rusia y Ucrania podría impactar aún más en los costes de la energía de cara al invierno y mermar, por tanto, esta previsión. 

Aún en fase de recuperación del suministro de materias primas y tras una pandemia, Smithers Pira estima que dicha recuperación hará que a partir de 2026 se vuelva a crecimientos similares a los experimentados en el último decenio.

El informe también constata la ampliación del uso de la tecnología de inyección de tinta y la adopción de sistemas de impresión más sostenibles.