PROVEEDORES – La empresa especializada en productos para la impresión flexográfica, digital y offset, Tresu Group, ha anunciado el lanzamiento de su rasqueta de cámara cerrada, FlexiPrint Reservoir SAVEink, un sistema de entintado ligero y que se cambia rápidamente para impresión flexográfica de banda estrecha con tintas UV o de base agua, que puede utilizarse sin bomba de tinta.

Las cámaras cuentan con el sistema de cierre hermético patentado de Tresu, que impide las fugas, y que pueden instalarse o retirarse de forma segura en cinco segundos sin riesgo de derramar tinta. Para introducir la unidad en el lugar donde va montada, el operador la ajusta al rodillo anilox y la hace rotar en el sentido de las agujas del reloj desde la posición de las seis hasta la posición de las nueve. Para retirarla se sigue el proceso inverso.

Las rasquetas vienen en una posición predefinida, por lo que no es necesario realizar más ajustes. La posición predefinida asegura un contacto óptimo con el rodillo anilox, con un desgaste mínimo. Un indicador automático muestra cuándo es necesario sustituir la rasqueta. De este modo, no se pierde tiempo en verificaciones innecesarias.

La cámara admite 250-2000 ml de tinta, por lo que resulta ideal para la aplicación de colores de cuatricromía y colores directos, así como para impresión con alta transferencia de tinta. La tinta puede añadirse de forma manual sin detener la máquina de impresión, lo que proporciona flexibilidad al sistema para la producción de tiradas largas y cortas.

Gracias al sistema de cierre hermético de las cámaras, no hay riesgo de contaminación de la tinta y se mantiene una presión óptima, que asegura una impresión sin formación de espuma y una cobertura de tinta uniforme en toda la banda. La cámara mantiene la precisión en el entintado incluso a las altas velocidades que demandan los impresores de banda angosta. La cámara FlexiPrint Reservoir SAVEink de Tresu, disponible para anchos de hasta 800 mm, puede instalarse en prácticamente cualquier máquina de impresión de banda estrecha.

En los casos en que se rellenan de forma manual, las cámaras pueden retirarse y cerrarse herméticamente para que pueda reutilizarse la tinta. Al tener un único compartimento, la limpieza manual de la unidad es rápida y sencilla.

Los impresores que utilizan un sistema de bomba opcional tienen la ventaja de disponer de un control del flujo preciso, así como la posibilidad de devolver la tinta no utilizada al cubo. Con los sistemas de bomba también es posible el enjuague completo y la limpieza del anilox para permitir cambios de color.

Según Henrik Kristensen, vicepresidente de Tresu Ancillary, «Con tiradas más cortas y cambios más rápidos, los fabricantes de etiquetas se enfrentan a una presión competitiva cada vez mayor para eliminar el desperdicio de material. El sistema de un solo componente SAVEink de Tresu constituye una opción atractiva para un flujo de trabajo de impresión eficiente, gracias a que sus tiempos de configuración son cortos, tiene unas necesidades de mantenimiento mínimas y permite obtener una calidad homogénea a altas velocidades».

Tresu Group, con más de 30 años de experiencia en el mercado, exporta más del 98% de su producción, teniendo una posición fuerte en el mercado global. Posee plantas de producción en Dinamarca y los Estados Unidos, y delegaciones en Alemania, Italia, Japón y China. Además, cuenta con una red internacional de distribuidores.