PROTAGONISTAS – En EtiquetaNews, entrevistamos en exclusiva a Raul Teixeira, presidente de Lemorau, fabricante portugués de maquinaria para el etiquetado, fundado en 1987 que lleva más de 500 máquinas instaladas en el mundo, que recientemente ha recibido un premio a la innovación, y que sin duda pasa por un momento dulce de su trayectoria.¿Cómo surgió la idea de fundar la empresa en 1987?

En 1964 di los primeros pasos en el campo de la mecánica, ámbito en el que estaba muy interesado. En 1970 comencé mi andadura en el mundo de las artes gráficas, donde siempre tuve presente el abrir mi propio negocio. Ya en 1987 pude culminar ese sueño y cree Lemorau, pues ya disponía del suficiente know-how para fabricar máquinas de calidad y ofrecer un servicio con garantías. 

¿Cuáles han sido los momentos más importantes de la trayectoria de Lemorau?

El primer momento más importante fue la propia fundación de Lemorau, en 1987. También fue un momento destacado para nosotros la jubilación de un socio con el que inicié la compañía; así como la incorporación de mi hijo al negocio, Pedro Teixeira. Por último, considero un momento memorable de nuestra andadura la primera participación en LabelExpo Europe en 2013, que coincidió con la incorporación a la empresa de mi hija, Susana Teixeira.

¿Cuánto factura la empresa, con qué plantilla cuentan, qué número de máquinas tiene instaladas en el mercado…?

Lemorau factura cerca de 3 millones de euros al año. Contamos con una plantilla de 16 personas y una amplia red de proveedores, de gran importancia para nosotros, pues nos permiten alcanzar los parámetros de calidad que nos hemos marcado.  

En estos momentos, llevamos más de 500 máquinas instaladas en mercado.

<<Lemorau factura cerca de 3 millones de euros al año. Contamos con una plantilla de 16 personas y una amplia red de proveedores>>

Cortadoras, inspeccionadas, troqueladoras, consumibles…. ¿Qué importancia en facturación tiene cada línea de productos de su portafolio?

Las troqueladoras son las máquinas que más peso tienen en términos de facturación para nosotros, aunque también fabricamos muchas cortadoras. 

¿En qué dirección está trabajando el Departamento de I+D?

Nuestro objetivo es estar presentes en nuevos mercados, con máquinas adaptadas a las necesidades de nuestros clientes que nos permitan ser una marca de primera línea. Nuestro departamento de I+D también trabaja en la automatización integral de las máquinas Lemorau, utilizando las mejores tecnologías de converting.

Están presentes en más de 60 países de 5 continentes, ¿qué importancia tiene España en el negocio y cuáles son los planes futuros para nuestro mercado?

España representa actualmente cerca del 10% de nuestra facturación. Se trata de un mercado que, desde que empezamos a exportar en 2013, ha tenido algunas fluctuaciones en términos de ventas anuales. 

Hasta 2019 vendíamos directamente desde Oporto, pero en aquel momento decidimos nombrar a Copy Service (Barcelona) nuestro distribuidor oficial en España. Fruto de la calidad del trabajo que vienen realizado, la marca Lemorau es cada vez más conocida en el mercado español y esperamos que en dos años sus ventas representen más del 25% de nuestra facturación.

<<La marca Lemorau es cada vez más conocida en el mercado español y esperamos que en dos años sus ventas representen más del 25% de nuestra facturación>>

Recientemente les han otorgado el Premio PME Lídery PME Excelencia que cuenta con el apoyo del Ministerio de Economía de Portugal, ¿están viviendo el mejor momento de la empresa desde su fundación?

¡Sin duda, lo estamos! El Premio PME Lídery PME Excelencia se trata de un gran reconocimiento por parte de nuestro país y que recibimos con enorme satisfacción, pues con anterioridad no pudimos ser merecedores de él al no contar con la plantilla mínima requerida. Por todo lo que representa en este momento tan especial que vivimos, este premio es “la guinda del pastel”.

¿Cómo les ha impactado el Covid 19?

El Covid 19, lamentablemente de forma directa o indirecta está influyendo en todos nosotros. En nuestro caso, afortunadamente, hasta la fecha no nos han impactado mucho sus efectos. Internamente no hemos parado ningún día la producción desde el inicio de la pandemia, algo que agradecemos mucho a nuestra plantilla ya que han cumplido exhaustivamente todas las normas que hemos tenido que implantar. También agradecemos el trato recibido por nuestros clientes, que durante ese periodo nos han permitido instalar máquinas de forma remota. 

Por otro lado, tenemos algunos proyectos que esperamos poder culminar tan pronto mejore la situación económica. 

¿Cuáles son los próximos objetivos estratégicos que se plantea la marca?

Estamos replanteándonos los métodos de trabajo y reinventando los procesos, pero también queremos desarrollar nuevos productos y ampliar la representación de nuestra marca. Lemorau exporta desde hace 7 años y nuestro objetivo es internacionalizar más nuestra presencia física en algunas partes del mundo.

<<Estamos replanteándonos los métodos de trabajo y reinventando los procesos, pero también queremos desarrollar nuevos productos y ampliar la representación de nuestra marca>>

¿Cómo quisiera ser recordado profesionalmente?

Reconocido como el fundador de una empresa familiar que en poco tiempo ha logrado ser reconocida mundialmente, por el buen trabajo desempeñado y la exigencia con la que fabricamos cada máquina.